ACTO JURÍDICO
ACTO JURÍDICO
 

 
LOS MEJOR DE TUS ENLACES
MODALIDADES E INTERPRETACIÓN DEL ACTO JURÍDICO:
TUS MEJORES ESQUEMAS DE ACTO JURÍDICO
MÁS DE ACTO JURÍDICO:
ACTO JURÍDICO
Imagen
¿QUE ES EL ACTO JURÍDICO?
El acto jurídico es el acto humano voluntario o consciente, que tiene por fin inmediato establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones. El acto jurídico produce una modificación en las cosas o en el mundo exterior porque así lo ha dispuesto el ordenamiento jurídico.

Para que se dé el acto jurídico no basta con que haya un sujeto y un objeto con bastante capacidad, se necesita algo que los ponga en relación, estableciendo un lazo o un vínculo que los una, haciendo pasar la relación jurídica del estado de posibilidad al estado de existencia. Este tercer elemento es un hecho, que por ser productor de efectos jurídicos se denomina Hecho jurídico, cuando tal hecho procede de la voluntad humana recibe el nombre de acto jurídico.

Los actos jurídicos son positivos o negativos, según que sea necesaria la realización u omisión para que un derecho comience o acabe respectivamente.

Con referencia a la formalidad del acto jurídico; es el conjunto de las prescripciones de la Ley, respecto de las solemnidades que deben ser observadas al tiempo de la formación del acto jurídico.

Estas solemnidades pueden ser:

La escritura del acto,
La presencia de testigos,
Que el acto sea hecho ante notario público, o por un oficial público (funcionario), o con el concurso del Juez del lugar.
Para la validez del acto es preciso que se hayan cumplido las formas prescritas por las leyes, bajo pena de nulidad.

En Chile, la doctrina lo ha definido como la "manifestación de voluntad hecha con la intención de crear, extinguir o modificar derechos subjetivos, que produce los efectos queridos por las partes porque así lo sanciona
el texto del nuevo párrafo.
El Acto jurídico y los requisitos para su celebración.En principio, el acto jurídico es la manifestación de voluntad destinada a crear, regular, modificar o extinguir relaciones jurídicas.
* La voluntad que genera el acto jurídico es la voluntad privada. Es la voluntad manifestada por un sujeto que con plena conciencia, la destina a producir un efecto jurídico [propuesto por los celebrantes]

2.1.- Agente Capaz:

Se considera agente capaz, a aquella persona que cuenta con la mayoría de edad y que goce plenamente del ejercicio de sus derechos civiles, en caso de personas incapaces éstos deberán ser representado necesariamente por algún curador o tutor según corresponda, este requisito de capacidad es aplicable para todos aquellos que van ha constituir un acto jurídico.

En caso de la personas jurídicas de derecho público interno su ejercicio se rige por la ley de creación, en el caso de las personas jurídicas de derecho privado comienza desde el día de su inmatriculación en el registro respectivo de los Registros Públicos, salvo disposición distinta regulada en la Ley.

2.2.- Objeto física y jurídicamente posible:

En este requisito, existe indudablemente relación en el citado enunciado; en ese sentido el Maestro Vidal Ramírez refiere que: "La posibilidad física está referida a la factibilidad de realización con adecuación a las leyes de la naturaleza. Se trata de una posibilidad material, como la existencia o posibilidad de existir de los bienes, intereses jurídicos o relaciones jurídicas"; además, la imposibilidad debe ser entendida de modo general por todas las personas incluyendo a quienes practican el acto jurídico.
Podemos decir, que todo acto jurídico tiene que ejercerse necesariamente con una finalidad que pueda ejecutarse físicamente y además de ello dicha ejecución este normada. E.g. Un contrato de donación de una porción del planeta Júpiter, arrendar el Palacio de Gobierno para fines comerciales, etc.

________________________________

3.- Art. 140º del Código Civil Peruano.- Decreto Legislativo Nº 295.

4.- Guzmán Ferrer, Fernando (1989) Código Civil. Lima. Cientifica SRL. Tomo II, p. 137.

2.3.- Fin Lícito:

A manera de ilustración, me permito citar el siguiente aforismo latino: "Permissum videtur id omne quod non prohibitium" Esta permitido todo lo no prohibido; Así tenemos, en el Inc. 14 del Art. 2º de la Constitución Peruana: "Toda persona tiene derecho a contratar con fines lícitos, siempre que no se contravengan leyes de orden público". Entonces, se tiene por regla general que todo acto jurídico deberá tener para su existencia un fin lícito, es decir, que determinado acto con contravenga el ordenamiento jurídico, las normas imperativas e inclusive la moral (buenas costumbres), esto último y su calificación esta a cargo de los jueces en caso que el acto jurídico sea denunciado al fuero judicial.

Cabe resaltar, que si bien es cierto existe el principio de autonomía de la voluntad, derecho de propiedad y el derecho de libre contratación, no se reputará como valido un acto que contravenga las normas o el orden público.

2.4.- Observancia de la forma prescrita bajo sanción de nulidad:

La forma es la exteriorización de la manifestación de la voluntad, claro está, que no puede existir ningún acto jurídico que con cuente con alguna forma de ejecución ya que dicho acto quedaría en la imaginación del agente.

En nuestro código civil tenemos la forma prescrita, que no es otra cosa que la forma que la ley impone (de carácter imperativo) para ciertos actos, esta forma es también llamada en otros países como la forma legal o necesaria Ad solemnitatem E.g. el contrato de donación (escritura pública), el matrimonio (ante el Alcalde Municipal), etc. Por otro lado, existe otra forma que también es acogida por nuestro código civil pero sin el carácter de obligatorio, es decir los actores pueden escoger la forma que consideren pertinente, esta forma es llamada Ad probationem de donde se considera como media de prueba de la existencia del acto jurídico. E.g. el contrato de arrendamiento, compra venta, etc.

_________________________________




La ineficacia de los actos jurídicos
3.1.- La Ineficacia Estructural o Invalidez del Acto Jurídico:

También denominada como Ineficacia Intrínseca, esta figura se caracteriza por contener vicios o anomalías al momento de la celebración del acto jurídico, por lo que poseen generalmente una estructura irregular, teniéndose como consecuencia la privación del efecto jurídico planteado.

La coetaniedad al momento de la formación del acto jurídico es pues el primer rasgo característico de la ineficacia estructural. Sin embargo, no basta que se trate de una causal de ineficacia que se presente al momento de la formación, sino que además de ello es necesario que la causal suponga un defecto en la estructura del acto jurídico6.

Otro rasgo característico de la presente figura es que se fundamente exclusivamente en el principio de legalidad, ya que todas las causales de invalidez están siempre contenidas en la Ley, es decir, la invalidez no puede ser pactada por quienes han celebrado un acto jurídico. E.g. La nulidad del acto jurídico (219º CC), la anulabilidad del acto jurídico (Art.221º CC).

3.1.1.- Características de la Ineficacia estructural o invalidez:

Que sean concurrentes al mismo tiempo de la celebración del acto jurídico.

Posean un defecto es la estructura desde su celebración.

Se funda exclusivamente en el principio de legalidad.

___________________________________


3.2.- La Ineficacia Funcional:

En este caso, se tiene que existe un acto jurídico perfectamente estructurado, en la cual han concurrido todos sus elementos, presupuestos y requisitos de orden legal, sólo que dicho acto jurídico por un evento ajeno a su estructura debe dejar de producir efectos jurídicos. Y es por ello que se dice que en los supuestos de ineficacia funcional, los actos jurídicos también tienen un defecto, pero totalmente ajeno a su estructura, no intrínseca, sino extrínseca 7.

En la presente figura las causales de ineficacia concurren posteriormente a la celebración del acto mismo, siendo esta la nota distintiva de la Ineficacia estructural o invalidez; cabe resaltar que la configuración de la ineficacia funcional se da frecuentemente en la etapa de desarrollo o ejecución. E.g. Resolución, rescisión, revocación, caducidad.

3.2.1.- Características de la Ineficacia funcional:

Percibe la existencia de un acto jurídico completamente estructurado al cual le sobreviene un defecto ajeno a su estructura.

El defecto fluye luego de la celebración del acto jurídico.

Algunos supuesto de ineficacia pueden ser acordados por las partes celebrantes

*¿CUÁLES SON LAS DIFERENCIAS ENTRE EL ACTO
JURÍDICO Y EL NEGOCIO JURÍDICO?

ACTO JURÍDICO:

-Puede ser lícito o ilícito.

-Pueden tener contenido patrimonial o
extrapatrimonial.

-Los efectos los crea la ley.

EL NEGOCIO JURÍDICO:

-Solo son hechos Jurídicos lícitos.

-Tienen contenido extrapatrimonial.

-Los efectos los crean las partes

*La anulabilidad :

Es en derecho, una causa de ineficacia de un acto jurídico, que deriva de la ausencia de alguno de los requisitos imprescindibles para que dicho acto tenga validez.

No hay que confundir la anulación con la derogación o la denuncia de un acto. La anulación implica que el acto nunca ocurrió, y por lo tanto, nunca produjo efectos jurídicos.

Se asemeja en gran medida a la figura jurídica de la nulidad, pero tiene importantes diferencias: puede ser subsanable y para que tenga efecto debe existir un acto de parte del interesado.


*Nulidad y anulabilidad:

La doctrina diferencia entre nulidad y anulabilidad:

Cuando un acto es nulo de pleno derecho, no tiene ningún efecto jurídico, y cualquier juez debería aplicar la nulidad de oficio. También se le conoce como nulidad absoluta o insaneable.

Cuando un acto es anulable, existen unos interesados que pueden pedir la anulación del mismo. Mientras tanto, el acto es válido. También se le conoce como nulidad relativa o saneable.
En el caso que nos ocupa, el motivo principal de anulabilidad de un acto procede de la ausencia de capacidad de la persona que lo firmó. En este caso, cuando la persona adquiere capacidad necesaria, puede optar por anular el acto si así lo desea, o mantenerlo como está (subsanarlo).

Por ello, en el caso de un contrato, la persona que contrató con un menor de edad puede encontrarse con la anulación del mismo (si el menor cuando alcanza la mayoría de edad, o su representante antes de eso, así lo estiman), pero no podría solicitarlo él a un juez. Con ello, se busca la protección de la parte más débil.

*Casos de anulabilidad:

La anulabilidad de un acto puede producirse por muchos motivos, entre los cuales podemos mencionar:

Ausencia de consentimiento real en un acto jurídico que lo requira.
Ausencia de la capacidad de las personas que realizan el acto: menores de edad o incapaces.
Vicios en la voluntad (error, dolo...)




Escríbeme
Me interesa tu opinión